22 jun. 2014

Drew McIntyre rompe su silencio tras su despido de la WWE

Una de las mayores sorpresas del "jueves negro" fue la ruptura de 3MB. Jinder Mahal y Drew McIntyre fueron dos de las once Superestrellas que la WWE decidió despedir la semana pasada. Ahora McIntyre ha roto su silencio durante su primera entrevista como ex luchador de la compañía, para el podcast de Chris Jericho, "Talk is Jericho".

Sobre cómo se sintió al ser despedido:

"Para ser honesto, estaba un poco en estado de shock. Piense lo que piense la gente de 3MB o de mi mismo y mi capacidad de pelear, estábamos en todo. Estábamos interpretando un papel que sentíamos que debíamos interpretar en esos momentos. Decir que fue una sorpresa es decir algo muy preciso".

Sobre si percibió alguna indicación de que su tiempo con la WWE estaba llegando a su fin:

"Ningún tipo de indicación. Estábamos trabajando tan duro como podíamos con la posición que teníamos en cada situación que se nos presentaba. Con todo, teniendo en cuenta que creo que hicimos un buen trabajo con lo que nos pidieron. Sí, estoy muy sorprendido".

Sobre cómo la WWE le anunció el despido:

"Recibí una llamada telefónica de la oficina. Para ser honesto, en su tono, la llamada fue políticamente correcta, pero estaba sorprendido, así como yo me quedé, y como todo el mundo se quedó. (...) Yo estaba en casa, acababa de despertarme, tenía un mensaje y asumí que era algo en el sentido de: 'Te necesitamos en un evento en vivo del fin de semana o el viernes' o algo así. Lo último que esperaba era eso, para ser honesto. No se. No sé cómo me siento. Estoy nervioso, pero estoy muy entusiasmado con el futuro. Todo lo que he conocido es wrestling. Eso es todo lo que yo siempre he querido ser. Yo nací para ser luchador. Tuve la bendición de ser naturalmente alto y de la manera en que se me ve físicamente, todo el mundo siempre me ha considerado un tipo parecido a Spartacus."

Podéis escuchar la entrevista completa a continuación: