16 sept. 2015

Actualización de la demanda del médico de la WWE, Chris Amann, contra CM Punk y Colt Cabana


Parece ser que el pleito entre CM Punk, Colt Cabana y el médico de la WWE, Chris Amann, está lejos de terminar. En una presentación ante el tribunal el 24 de agosto, Punk, cuyo verdadero nombre es Phil Brooks, y Cabana, cuyo verdadero nombre es Scott Colton, afirmaron que están "informados y creen" que la WWE está trabajando con Amann para tratar de acabar con ellos, a pesar de saber que las declaraciones que Punk realizó en el podcast de Cabana, "Art of Wrestling", son cierta.

En una nueva declaración, los representantes de Punk y Cabana afirman:

"...Que la WWE y el Dr. Amann colaboraron, coordinaron y conspiraron con la WWE de mala fe para preparar, promover e impulsar esta demanda en represalia contra Brooks y Colton por la vergüenza que el podcast causó a la WWE y como resultado de los comentarios francos y veraces de Brooks de varias de sus experiencias como luchador de la WWE, a pesar del hecho de que el demandante sabe muy bien que las declaraciones sobre las que se queja son verdaderas y/o sustancialmente verdaderas".

En respuesta a la declaración, WWE emitió su propio comunicado:

"La última afirmación de Phil Brooks sobre que la WWE ha dirigido al Dr. Amann a presentar una demanda en contra de Brooks es categóricamente falsa. El Dr. Amann tomó la decisión de presentar una demanda con el fin de proteger su reputación profesional. La WWE llevó a cabo su propia investigación sobre este asunto y no encontró pruebas de irregularidades hechas por el Dr. Amann, y por lo tanto sigue apoyando al Dr. Amann y al personal que dirige nuestro programa médico de clase mundial."

Como ya sabéis, en el podcast, Punk acusó al personal médico de la WWE, incluyendo a Amann, de darle el alta médica para competir a pesar de estar sufriendo una conmoción cerebral. Punk también acusó a Amann de diagnosticarle un bulto en la espalda como un depósito de grasa, cuando en realidad era una infección por estafilococos que, según otro médico ajeno a la WWE al que recurrió, podría haber sido fatal si no era tratado de inmediato.

Aunque Punk no mencionó específicamente su nombre, Amann presentó una demanda en contra de ambos, Punk y Cabana, en febrero. Amann dice que las acusaciones de Punk son "falsas y difamatorias", agregando que Punk nunca pidió ser tratado del bulto.