23 jun. 2016

La suspensión de Roman Reigns obliga a cambiar los eventos en vivo de WWE


La suspensión de Roman Reigns por 30 días tras violar la política de bienestar de la compañía ha afectado, tal y como se veía venir, a la cartelera de los eventos de la WWE. Uno de ellos es el de este fin de semana, donde Reigns estaba siendo anunciando para defender el WWE World Heavyweight Championship frente a Seth Rollins en el live event del sábado en el TD Garden en Boston y en el show del domingo en el Amway Center en Orlando. 

Como Reigns perdió el título en WWE Money in the Bank y debido a su suspensión no podrá aparecer en ningún show de la compañía hasta el 21 de julio (cuando su suspensión expire), la WWE ha cambiado el main event a un Dean Ambrose vs. Seth Rollins por el WWE World Heavyweight Championship.

Curiosamente, la suspensión de Reigns también podría haber afectado a Ambrose. En estos últimos meses, con la ausencia de grandes nombres como John Cena, Seth Rollins y Randy Orton, la WWE utilizaba a Dean Ambrose en los main events de unos shows y a Roman Reigns, en otros. Pues bien, parece ser que Ambrose podría hacer doble tarea el domingo, pues además de estar anunciando para defender el título en el Amway Center, también está anunciando para defender el WWE World Title contra Sami Zayn y Kevin Owens en una triple amenaza, la misma noche, pero en Jacksonville, Florida.

Jacksonville está a aproximadamente dos horas en coche de Orlando, por lo que parece como si Ambrose trabajará por partida doble. Esto no es la primera vez que ocurre y si es así, es probable que Ambrose trabaje en el match de apertura de un evento y en el main event del otro.